14-01-10

01/02/2010

3:01 – Estoy acá en el aeropuerto de Curitiba, sentada en un café con una lapicera prestada esperando mi vuelo que tarda aún 9 horas. (…)
– En las 3 horas que ya pasé acá, creo que hice de todo para entretenerme. Tomé el helado que deseaba hace días, leí más algunas páginas de Eclipse, vi mitad de una película, hice mejores amigas en el restaurant del aeroupuerto…
Pobres chicas, están trabajando desde las 2 de la tarde y tienen que quedarse hasta la llegada del último vuelo. Me pregunto si alguien mas ya se intereso en conocer el funcionamiento de las tiendas del aeropuerto.
– (…) Yo nunca vi la película de Tom Hanks, pero pienso que una chica sentada en un aeropuerto vacio escribiendo sus recuerdos de vacaciones, de tan cinematográfico es cliché.

3:16 – Veo que extrañaba escribir. Casi un mes sin visitas a drª Ruth, agregada a sobredosis de Cuiabá/Família resultó que tengo mucha cosa para ser procesar y analizar.
– (…) Creo que debería proponer al tipo del café que cambie el status de la birome de “prestada” para “donada”. Prometo dedicarle mi película basada en estos apuntes.
– Si esto fuera una película, arrancaría mi narración reconstruyendo mis últimos momentos. Con una voz en off, hablaría de cuan raro es mirar un aeropuerto vacio… después me pondría sentada en el restaurant de arriba charlando con las chicas mientras tomaba mi helado. En seguida, vendría el momento en que paro para me fijar en la película buena con Glenn Close, que pasaba en la TV (nota mental: buscar el nombre de la pelí en IMDB).
– Me acuerdo que el título era algo con “destino”. Solo pude ver la mitad, porque entonces se cerró el restaurant. Quisiera haberla visto toda, pero igual, nunca me molestó no ver el final de una película.
– Siempre se tiene la chance de buscar después la peli…pero no tiene el mismo gusto de mirar una peli buena al en la TV sin haber planeado. El placer que se siente es solo comparado cuando nuestra canción favorita empieza a tocar en la radio sin que nosotros estuviéramos esperando. El momento es atesorado por el DESTINO.
Además… cuando no se termina de ver una peli buena, tenes la chance de crear tu propio final. Yo puedo pasar días absorbida en la tarea de intentar adivinar que paso con los personajes tras el punto que no pude mas ver. (…)

3:41 – Prendieron la radio acá en el café. Empieza a sonar un “Pode ir. Tudo bem. Você não sabe o que é gostar de alguéeeeem…” Sertanejo es algo que yo no voy a extrañar em definitivo. Sinto que llegó la hora de mi cigarrillo.

4:00 – Juro que no fue a propósito mi horário de regreso a la mi función. Maldita falta de opciones de marcas de cigarrillo. Terminé comprar un paquete de mentolado con cajita parecida con las de chicle. Ya me arrepentí.
Igual… Ahora fumar es cosa tan “subversiva” en este nuevo mundo en que el tabagismo es tan políticamente incorrecto.
– (…) Si fuera hacer una película acerca de mis 12 horas en el aeropuerto de Curitiba – además de tener que hacer algo excitante suceder – seria de una simbología perfecta para la personaje protagonista. La chica en la fase de paso para la vida adulta, allí en esta zona de paso, esperando su vuelo para otro país – donde ahora parece sser su nuevo hogar. Filosófico e trascendental. Yo no tendría elegido sola escenario mejor para mi ficción.
(…)

* El nombre de la película con Glenn Close es “Heights” (2005). En portugués, de hecho es “algo a ver con Destino” – “Por conta do Destino”, gracias a los títulos increíbles que solamente Brasil logra elegir. En español, la peli se llama “En la cumbre”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: